Tipos de alopecia

Para la mayoría de las personas, el diagnóstico de la caída del cabello es simple. La calvicie masculina (alopecia androgénica) es de lejos la forma más común de calvicie en hombres y mujeres y sigue un patrón natural, generalmente con el retroceso de la línea del cabello en las sienes. El pelo se debilita en la parte superior del cuero cabelludo y alrededor, creando gradualmente una calva. El pelo restante presente en la parte superior de la cabeza va lentamente cayendo hasta que sólo queda pelo en la parte de atrás y en los lados de la cabeza.

tipos de alopecia

La alopecia puede clasificarse en diferentes tipos, de acuerdo con su origen y manifestaciones.

Tipos de alopecias

Alopecia Androgénica

La alopecia androgenética o androgénica es la pérdida de cabello causada por factores genéticos. Es el tipo de alopecia más común en nuestra sociedad, y que afecta, en general, a la mayoría de los hombres, aunque también puede manifestarse en las mujeres.

La calvicie es hereditaria por vía materna, lo que significa que existe una mayor probabilidad de ser calvo si el abuelo materno lo es y menos probabilidades en el caso del padre el ser valvo. Sin embargo, el gen portador de la calvicie no tiene un patrón temporal claro: puede saltar generaciones o manifestarse sin interrupción.

Este tipo de alopecia se manifiesta en el 90% de los hombres de más de 21 años, que empiezan a presentar ausencia de cabello en las entradas de la cabeza. A partir de los 40 años, el 50% de los hombres sufren de alopecia androgénica en la zona de la corona.

La alopecia androgenética se produce por la presencia de la enzima 5-alfa-reductasa y de la hormona dihidrotestosterona, responsables de la caída del cabello. La enzima transforma la testosterona en dihidrotestosterona (DHT), responsable de la reducción del número de folículos pilosos, haciendo que las membranas del cuero cabelludo se vuelven rígidas.

Con este proceso, se activan las glándulas sebáceas produciendo oleosidad en el cabello y en el cuero cabelludo. De esta forma, la estructura folicular comienza a degradarse y los cabellos nuevos van naciendo cada vez más débiles y más finos de lo normal. Por fin, estos folículos dejan de funcionar correctamente y el pelo que cae no volverá a ser sustituido por otro, apareciendo las primeras zonas con ausencia de cabello.

Alopecia Areata

tipos de alopecia cicatricialCon un desarrollo imprevisible, la alopecia areata se caracteriza por la pérdida del cabello en forma de clapas o mechas redondas en una o varias zonas del cuero cabelludo o en otras zonas del cuerpo. Es frecuente encontrarse cabellos en forma de signo de exclamación en los márgenes del área calva que caen con facilidad. A veces, la alopecia areata puede evolucionar hasta la calvicie total.

La alopecia areata tiene un desarrollo imprevisible. En ciertas ocasiones, el pelo vuelve a crecer después de algunas semanas, mientras que en otros casos, la enfermedad progresa y se produce una pérdida total de los cabellos en el cuero cabelludo y en el cuerpo.

La causa de este tipo de alopecia no se conoce con precisión. El tejido alrededor del folículo piloso se inflama sin que se produzca una cicatrización. Los científicos consideran la hipótesis de la inflamación resultante de una reacción inmune en la que el folículo piloso es atacado por sus propios anticuerpos.

La alopecia areata puede afectar a hombres, mujeres y niños. En algunos casos, la pérdida del cabello puede ocurrir después de un acontecimiento importante, como una enfermedad, un embarazo o un traumatismo.

Los factores o causas asociados a su desarrollo son: el perfil genético (aproximadamente una de cada cinco personas que sufren de este problema tiene antecedentes familiares de alopecia), la hipersensibilidad caracterizada por una tendencia familiar, las reacciones inmunes y autoinmunes específicas de ciertos órganos y el estrés emocional.

A pesar de todo esto, el pronóstico suele ser favorable y en alrededor del 80% de los casos, el cabello vuelve a crecer al cabo de un año. Así pues, es necesario consultar a los servicios de profesionales que le indiquen los productos más adecuados para tratar la alopecia areata.

 

Alopecia Seborréica

La glándula sebácea es la encargada de producir la grasa que, juntamente con el agua procedente de las glándulas sudoríparas, crea la capa de piel que cubre y protege el cuero cabelludo.

En ocasiones, por motivos diversos, estas glándulas aumentan su producción de grasa, lo que genera un exceso de grasa que se traduce en un aspecto graso y opaco del cabello, perjudicando la fuerza y reduciendo el volumen del cabello. En los casos extremos, este exceso de grasa puede llegar a provocar irritaciones y picazón en la piel del cuero cabelludo, además de problemas de caspa y caída de cabello.

Otros tipos de alopecia

En ocasiones, la ingesta de ciertos medicamentos, tratamientos farmacológicos, o cambios de nuestra rutina diaria, tienen como consecuencia la pérdida del cabello. A pesar de que algunas de ellas se engloban en los tipos ya mencionados, existen otras alopecias que no se encuadran en los patrones concretos de ninguna de ellas.

Entre las más conocidas, se encuentra la alopecia traumática, causada por traumatismos físicos. Se desarrollan cuando se somete el pelo a fuerzas de fricción de forma repetida o peinados tensos como trenzas o moños muy apretados, entre otros.

Por otro lado, la foliculitis descalcificante, también conocida como foliculitis en mechas, es una inflamación destructiva y supurativa que se caracteriza por la aparición de brotes de pústulas que se extienden progresivamente de un cabello a otro a lo largo del cuero cabelludo. Los brotes de estas pústulas destruyen los folículos afectados, lo que provoca esta enfermedad, así como otras alopecias.