Alopecia androgénica, el tipo de alopecia más común en hombres y mujeres

La alopecia androgénica es el tipo más común de alopecia. Tanto es así que hasta un 90% de los casos de alopecia detectados encajan en este tipo de alopecia.  Conocer bien esta enfermedad es fundamental para seguir el tratamiento correcto y así evitar la perdida de cabello.

¿Qué es la alopecia androgénica?

La alopecia androgénica es el tipo más común de pérdida de cabello progresiva. Es también conocida como calvicie de patrón masculino o calvicie común, ya que afecta principalmente al los hombres, sin embargo también existe la alopecia androgénica femenina.   

La alopecia androgénica afecta a alrededor del 50% de los hombres mayores de 50 años. Por lo general se tarda de 15 a 25 años a quedarse calvo. Sin embargo, algunos hombres pueden llegar a quedarse calvos en menos de cinco años. Por lo general, al principio la pérdida de cabello no es demasiado acentuada, y poco a poco el pelo va perdiendo fuerza, densidad, grosor hasta que se empieza a observar claros en la coronilla, entradas o laterales de la cabeza.

Se produce como consecuencia del impacto de larga duración de los andrógenos (hormonas masculinas) en las personas con predisposición genética a la pérdida de cabello. El efecto prolongado y continuo de los andrógenos en los folículos pilosos susceptibles es el factor que conduce a su contracción y, posteriormente, a la pérdida de cabello.

Que causa alopecia androgénica

La alopecia androgénica tiene dos nombres, los cuales son los nombres descriptivos que explican sus causas profundas. La alopecia androgénica es también llamada alopecia androgenética. La causa de la alopecia androgénica responde a un factor genético, hereditario que conlleva a la calvicie.  Esta forma de pérdida de cabello permanente esta causada por un exceso de hormonas masculinas llamada dihidrotestosterona (DHT). El aspecto genético aumenta el riesgo de sufrir este problema, pero otros factores  tambiénpuede desencadenar el gen inactivo, como por ejemplo una inflamación.

alopecia androgenetica

El exceso de DHT atacara los folículos pilosos, mientras que una inflamación puede elevar los niveles normales de DHT y eso provoca un ataque a los folículos pilosos causando una atrofia del tamaño de las hebras y una hipertrofia de las glándulas sebáceas  provocando la disminución de la densidad del cabello.

La alopecia puede desencadenarse como consecuencia de la propia base genética, pero también a causa de otros factores como el estrés, alergias alimentarias, respuesta autoinmune, inflamación, desequilibrio hormonal,  falta de vitaminas para el cabello, quimioterapia o la tensión física directa sobre los folículos pilosos. La pérdida de cabello se experimenta de manera diferente en cada individuo, ya que otros factores relacionados externos pueden afectar la velocidad y desarrollo de la alopecia androgénica.

Normalmente la calvicie o alopecia androgenética comienza a desarrollarse  después de la pubertad, por lo general antes de los cuarenta años. La alopecia androgenética afecta aproximadamente un 15% de los hombres a la edad de 20 años, 30% a los 30 años y uno de cada dos a los cincuenta. Cuando la alopecia androgenética es grave, aparece justo después de la pubertad, a veces en niños de 12 a 13 años. Las formas menos graves no aparecen hasta los años treinta y evoluciona progresivamente con la edad.

La alopecia androgénica y las hormonas

Los andrógenos son hormonas producidas en los hombres y en menores cantidades en las mujeres. En los hombres, los andrógenos son responsables de las características de la virilidad. El primer representante de andrógenos es la testosterona. Este conocimiento permite crear diversos tratamientos. La calvicie depende de estas hormonas masculinas (andrógenos), de ahí el nombre científico de la alopecia androgénica. Las hormonas masculinas juegan un papel clave en el mecanismo de este tipo de pérdida de cabello, que ademas explica por qué la calvicie de patrón masculino comienza sólo después de la pubertad.

La testosterona está implicada en la calvicie. No se sabe todo el proceso de por que se produce la alopecia pero para que se nos caiga el pelo, esta hormona se debe convertirse en dihidrotestosterona (DHT) por la acción la enzima 5 alfa reductasa. La DHT tiene un impacto significativo en el proceso de  nacimiento del cabello y posteriores ciclos.  Después de 25 ciclos, el folículo se agota y el pelo se ve cada vez más debilitado, convirtiéndose en un pelo fino, sin fuerza  y sin vida que no tardara en caerse. En términos generales, podemos decir que las DHT en acción acortan la fase anágena, que es el periodo en el que el pelo está creciendo. Como consecuencia, el pelo entra en la fase telógena. En ese periodo, el cabello deja de crecer, se debilita y finalmente se cae.

Es importante subrayar que los hombres que sufren de pérdida de cabello no necesariamente tienen niveles más altos de testosterona u otros andrógenos en su cuerpo.alopecia androgenética tratamiento

¿Cuáles son los síntomas de la alopecia androgénica?

Este tipo de calvicie afecta principalmente a los hombres, aunque cada vez es más común oír hablar de la alopecia androgénica femenina. Los síntomas en ambos casos son similares e incluyen la pérdida de cabello sin embargo, en las mujeres la afectación suele percibirse en la parte superior de la cabeza sin la aparición de la famosas entradas comunes en la frente masculina.

También se diferencian en cuento a la aparición del problema, en las mujeres,  el desarrollo de la alopecia androgénica suele  ser más tardío en comparación con los hombres, por lo general ocurren entorno a los 50 o 60 años aunque, por una acumulación de otros factores externos, puede comenzar antes, entre los 30 o 40 años. En algunas mujeres, esta condición puede asociarse con un exceso de hormonas masculinas.

alopecia androgenetica tratamiento

Los mejores tratamientos para la alopecia androgénica

El objetivo del tratamiento de la alopecia androgénica es aumentar la cantidad y densidad del cabello y retrasar la progresión de la caída.

Las medidas generales como exclusión del uso de medicamentos que pueden causar pérdida de cabello, dieta balanceada, ingesta adecuada de proteínas y hierro, además de tratamiento de otros desórdenes del cuero cabelludo, como la dermatitis seborreica, son importantes para el éxito del tratamiento de la alopecia nadrognética. El control de peso en pacientes obesos reduce la transformación periférica de los andrógenos, disminuye la intolerancia a la glucosa, aumenta SHBG y reduce testostero- en la libre, mejorando el perfil hormonal.

En lo que respecta a tratamientos más específicos podemos destacar:

• Minoxidil: Este vasodilatador  actúa aumentando la duración de la fase anágena, contribuyendo al aumento de la densidad capilar. El pico de acción se observa alrededor de 16 semanas del uso, y después de seis meses de discontinuación el cuadro vuelve a su estado inicial. Se preconiza en concentraciones del 5% para hombres y del 2 al 5% para las mujeres. Es un tratamiento eficaz en grados iniciales del problema y requiere constancia para que sus efectos sean visibles y duraderos.

•  Finasterida: Se trata de un inhibidor de la 5a-reductasa tipo 2, que reduce en dos tercios la transformación de testosterona en DHT.  La finasterida no reduce las acciones fisiológicas de la testosterona, sólo disminuye  las concentraciones de testosterona, DHT. Su eficacia en la alopecia androgénica  masculina ya fue comprobada por grandes estudios, incluyendo muestras aleatorizadas y controladas por placebo, evidenciando mejoría de la aparición tanto del vértex y de la región frontal, a la dosis de 1mg / día. 20,46 En un grupo de hombres evaluados por un año con tratamiento con finasterida 1mg / día, ocurrió aumento de loscabellos en el 80% de los casos. Inicialmente, un aumento en el porcentaje folicular, con un pico de 12 meses, y posteriormente un aumento del grosor de los hilos.

• Dutasterida: Inhibidor no selectivo de la 5a-reductasa, capaz de inhibir las isoenzimas de los tipos 1 y 2 y proporcionar una mayor reducción de los niveles de DHT en relación a la finasterida. Se trata de una opción poco estudiada, y su superioridad en la práctica clínica aún no ha sido comprobada. Además, sus efectos colaterales
pueden ser mayores debido a la menor especificidad.

Otros tratamientos recomendables

 

Suplementación vitamínica y reposición de hierro: La reposición de suplementos vitamínicos al azar no está indicada para la alopecia androgénica. Se trata de una suplementación específica  que incluye  vitaminas B12 y Biotina (B7). También es importante evitar la deficiencia de hierro dado que esta puede causar problemas de salud, como la anemia u otros que potencian la caída del cabello.

Otras alternativas: Los principios activos transmitidos en champús específicos para tratamientos contra la alopecia, como por ejemplo la cafeína (principio activo del champú Alpecin) pueden ayudar a reducir la caída y recuperar la salud capilar, sin embargo son efectivo principalmente cuando se inicia el tratamiento en un período inicial de la alopecia androgénica,

Finalmente, además de las medidas farmacológicas, podemos contar con el advenimiento del trasplante capilar. Este proceso, con resultados estéticos iniciales muy satisfactorios, actualmente exhibe primor técnico y resultados naturales, constituyendo una excelente herramienta asociada al tratamiento clínico.

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar