Alopecia difusa, causas y tratamientos

La alopecia difusa se caracteriza por la pérdida de cabello de forma progresiva y generalizada. No obstante este tipo de alopecia no suele producir una calvicie total. El porcentaje de alopecia difusa en hombres suele ser ligeramente superior en hombres que en mujeres y el principal síntoma de este problema es el pelo débil, fino y escaso.  

Puede afectar a hombres y mujeres por igual y, aunque no está considerada como una enfermedad grave, puede requerir un tratamiento médico capilar para detectar el patrón y síntoma de la calvicie y frenar la caída del pelo, fortaleciendo y potenciando el crecimiento del cabello.

alopecia difusa en hombres

Alopecia difusa, causas y síntomas

Este tipo de alopecia se puede desarrollar por varios factores como por ejemplo por una mala alimentación, factores endocrinos o por el uso de medicamentos. Algunas enfermedades como el hipertiroidismo o hipotiroidismo  también pueden afectar la salud capilar generando síntomas de pérdida de pelo similares a los síntomas producidos por la alopecia difusa, por eso es importante consultar con un especialista para tener un diagnóstico real del problema.

A menudo la alopecia difusa se confunde con el efluvio telogénico dado que el patrón de la pérdida del cabello puede confundirse

Algunos tipos de medicamentos pueden causar alopecia difusa. Los anticoagulantes, anticonceptivos orales, los tratamientos de quimioterapia, los medicamentos psiquiátricos, el exceso de vitamina A , entre otros, están relacionados con el posible desarrollo de la alopecia difusa en mujeres y hombres.

La alimentación es muy importante y juega un papel fundamental para la salud del cuero cabello, ya que puede ayudar a prevenir la alopecia difusa en hombres y en mujeres. Si no ingerimos los nutrientes necesarios, el pelo no podrá para desarrollarse, se secará, se se pondrá quebradizo y mucho más fino. Seguir una dieta equilibrada es fundamental para que los folículos pilosos obtengan los nutrientes necesarios. El estrés también puede contribuir.

La importancia de la alimentación: Dicen que nuestra salud es un reflejo de lo que comemos. Una alimentación poco equilibrada o poco saludable puede potenciar la intensidad de la pérdida de cabello. La ingesta de proteínas y hierro ayuda a mejorar la salud capilar.

Los síntomas de la alopecia difusa son: pelo fino, con poca densidad capilar, sin brillo, más lacio y sin vida. En general se percibe un escasez generalizada de pelo. Es importante destacar que este tipo de alopecia es reversible y tiene cura, al contrario de lo que pasa con la alopecia androgenética o alopecia areata.

Alopecia difusa femenina

alopecia difusa mujeres

Este tipo de alopecia es la causa más frecuente de la caída del cabello en la mujer. Es un problema que puede afectar gravemente a la autoestima ya que la alopecia difusa en las mujeres provoca una reducción intensa de la cantidad de cabello siendo posible ver el cuero cabelludo.

Se produce por un afinamiento del pelo progresivo, dejando partes del cuero cabelludo, principalmente en la zona de la frente. A diferencia de la alopecia androgenenica femenina, la alopecia difusa no provoca una gran pérdida de cabello ya que el cuero cabelludo conserva los folículos pilosos. Suele aparecer entre los 30 y los 50 años, aunque también puede manifestarse en la pubertad.

Las causas de la alopecia difusa femenina son diversas, pero estas suelen ser las más comunes:

  • Factores hereditarios
  • Factores de crecimiento molecular
  • Factores hormonales
  • Mecanismos inflamatorios
  • Factores medio-ambientales o epi-genéticos

Muchos especialista consideran que el tipo de calvicie provocado por la alopecia difusa en mueres es la equivalente al patrón de la alopecia androgenética en mujeres.

Este problema puede ocurrir en cualquier etapa de la vida adulta pero suele ser más frecuente a partir de los 50 años, en general a partir del inicio de la menopausia, cuando factores hormonales relacionados con la prolactina, los estrógenos, andrógenos y otras hormonas.

Para poder tratar la alopecia difusa, lo primero que hay que hacer es acudir a un médico especialista. Ir a la consulta del médico es fundamental para tener un diagnostico certero para poder realizar el tratamiento adecuado y solucionar la alopecia femenina.

La mesoterapia capilar se ha convertido en un buen tratamiento contra la alopecia difusa en mujeres. Esta técnica consiste en inyectar, directamente en el sitio de la patología, pequeñas dosis de vitaminas o medicamentos, con el objetivo de aumentar la disponibilidad del ingrediente activo exactamente donde se necesita.

En la mesoterapia capilar, los ingredientes activos se aplican directamente sobre el cuero cabelludo. Esto se considera un tratamiento alternativo para los pacientes que no desean usar medicamentos orales.

Antes de comenzar la mesoterapia, el paciente debe ser evaluado por un médico, a través de la historia clínica y exámenes complementarios, después de lo cual se decidirá la sustancia que se aplicará en cada caso.

Alopecia difusa causada por estrés

El estrés es muy perjudicial para la salud. Además el estrés es un gran enemigo del cabello sano, ya que hace que el cuerpo utilice más energía de lo normal, lo que afecta a la salud del ciclo capilar. Además, estimula la producción de  cortisol,  hormona que desacelera la división celular en la raíz facilitando la caída del cabello.

Desafortunadamente, no hay una cura absoluta para la sensibilidad del folículo, por lo que la mejor manera de abordar la alopecia difusa relacionada con el estrés es reducir los niveles de estrés.

Sugerimos reducir sus niveles de estrés con yoga, meditación, pilates o ejercicios moderados. También es posible que desee hablar con su médico sobre tratamientos alternativos, como la acupuntura o los remedios naturales para relajarse.

Es importante tener en cuenta que el estrés no causará la pérdida de cabello de inmediato. La caída del cabello por estrés se apreciará  entre 6 y 12 semanas más tarde debido a la naturaleza del ciclo de crecimiento de su cabello.

Alopecia difusa en hombres, un problema cada vez más frecuente

Se tiene la creencia de que este tipo de alopecia es más frecuente en mujeres que en hombres, no obstante se trata de una creencia errónea. La tasa de incidencia de la alopecia difusa masculina es similar a la tasa de incidencia en las mujeres ya que los motivos desencadenantes del problema no varían en función del sexo.

En otras palabras, las causas que provocan el desarrollo de la alopecia difusa son idénticas para ambos sexo aunque si es cierto que los tratamientos pueden variar en función de determinadas condiciones específicas de la mujer, por ejemplo, durante el embarazo.

En lo que afecta al posible tratamiento empleado, este puede variar en función del sexo y de la existencia de posibles enfermedades subyacentes. Realizar un análisis en una clínica especializada puede facilitar el diagnóstico y acelerar el proceso de cura, ya que con un diagnostico preciso se puede aplicar el tratamiento más eficaz para el problema.

Tratamientos para la alopecia difusa

Normalmente eliminado la causa que provoca la alopecia difusa se consigue solucionar el problema y la pérdida de cabello se detiene. Sin embargo esto no es siempre así. En esos casos es necesario usar medicamentos para evitar los efectos de este tipo de alopecia o usar otro tipo de tratamientos para la alopecia areata. Para evitar que sigan cayendo y debilitando los pelos, lo mejor es acudir a nuestro médico para que nos aconseje que medicamentos usar.  Los medicamentos más habituales para curar la alopecia difusa es el minoxidil y finasteride. El uso de estos medicamentos sin llegar a eliminar la causa,  pueden frenar la caída de los cabellos cuando se trata de una alopcia y puede ser efectivo para curar la caída del cabello causa por otras enfermedades capilares.

Tratamientos y remedios recomendados para curar la alopecia difusa y otros tipos de alopecias como la alopecia androgenética femenina y masculina y otras enfermedades capilares.

• Minoxidil: La edad mejora la circulación en el cuero cabelludo y, por lo tanto, retrasa la caída del cabello. Aisladamente los resultados son limitados. No produce una recuperación total del cabello, pero si frena la caída.

• Finasterida: Se utiliza en forma oral o tópica. Actúa bloqueando la acción de la DHT sobre los receptores de los bulbos capilares de los hilos predispuestos a la calvicie.

• Cafeína: Es un estimulante del crecimiento del folículo capilar, aumentando los queratinocitos, por eso se recomienda utilizar champús anticaída en cuya fórmula haya cafeína como ingrediente principal.

Un estudio muestra que la cafeína funciona contra la alopecia en muchos niveles, especialmente en los hombres. La cafeína inhibe la fosfodiesterasa, una enzima que desempeña un papel crucial en la alopecia difusa, y otros tipos de alopecias como la areata u otras, reduciendo la pérdida de agua transepidérmica y aumentando la función de barrera de la piel.

Este alcaloide penetra a través de los folículos y ayuda a promover activamente el crecimiento del cabello.
Los efectos de la cafeína funcionan contra la supresión de la producción del tallo capilar por la testosterona en los folículos capilares masculinos.

• Champú de Cetoconazol: Antifúngico utilizado tópicamente en el cuero cabelludo para disminuir la población de hongos, el exceso de grasa (la grasa es rica en DHT) y algunos estudios muestran que también inhibe los niveles de DHT. La aplicación debe realizarse de dos a cuatro veces por semana.

Este ingrediente suele ser usado en el tratamiento de la alopecia androgenética femenina y en otros tipos de alopecias.

• Minerales: Lo minerales como el silicio y el zinc son esenciales la pa piel y la salud capilar. La falta de estos minerales debilita los cabellos potenciando la caída.

• Vitaminas: Una dieta rica en vitaminas es fundamental para potencial una buena salud capilar. La vitamina B es una vitamina que se relaciona directamente con el crecimiento capilar, mientras que la vitamina E mejora la textura de los hilos.
Por otro lado la vitamina A en exceso puede potenciar la caída del cabello.

• Fitoterápicos: La plantas medicinales también tienen una amplia tradicción en los tratamientos para curar la pérdida de los cabellos y potenciar el crecimiento del pelo.

El romero por ejemplo es una planta muy utilizada en champús anticaída, gracias a su potencia para mejorar los problema de pelo graso, caspa y retrasar la caída.

El gingko biloba es otro tratamiento natural para mejorar los sistemas circulatorios y flujo sanguíneo ayudando a recuperar la salud capilar.

Si los tratamientos caseros no logran solucionar la caída de los cabellos se recomienda consultar con un médico especialista para tener un diagnóstico y tratamiento para resolver posibles problemas de salud subyacentes.

Alopecia difusa, causas y tratamientos
5 (100%) 1 vote

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar