Alopecia frontal fibrosante

La alopecia frontal fibrosante es una alopecia cicatricial linfocítica primaria con un patrón clínico distintivo de pérdida de pelo caracterizado por una recesión progresiva de la raya frontal del cabello, con o sin pérdida progresiva de las cejas.

Esta forma particular de alopecia actualmente se considera como una variante de liquen plano pilar que afecta los folículos pilosos. Esta alopecia también se conoce como alopecia fibrosante frontal posmenopáusica dado que afecta principalmente a mujeres posmenopáusicas con una edad media de 67 años, aunque cada vez son más frecuentes los casos de este tipo de alopecia en mujeres pre- menopáusicas y en hombres.

Muchos pacientes con esta afección pueden tener un historial clínico en incluyan un problema capilar previo por eso es necesario diagnosticar el problema antes de optar por el tratamiento concreto.

Causas alopecia frontal fibrosante

La causa exacta de esta afección se desconoce, no obstantes varios factores se relacionan con este tipo de calvicie.

Esta enfermedad a menudo se relaciona con una posible respuesta inmune alterada a algún componente de los folículos capilares del cuero cabelludo y  fluctuaciones hormonales de los pacientes, ambos factores  se barajarían como causas  desencadenates involucradas en la falta de salud capilar.

Histológicamente esta forma de alopecia se caracterizan por un infiltrado linfocítico variable y denso alrededor de los bultos de los folículos pilosos afectados.

En estos casos la inflamación produce la pérdida de glándulas sebáceas, la destrucción permanente del folículo y su reemplazo por tejido cicatricial fibrótico. Esto se manifiesta clínicamente como la pérdida de elementos foliculares en la frente y puede afectar las cejas.

alopecia frontal fibrosante en mujeresOtras formas de alopecia fibrosante son la foliculitis decalvante, queloides y liquen plano pilar.  Esta afección se distingue por una distribución fronto-temporal simétrica distintiva y un curso progresivo de la pérdida de pelo.

La alopecia androgenética frontotemporal en pacientes femeninos carece de los cambios inflamatorios asociados a este problema y, en general, no desplaza la línea frontal del pelo, sino que afecta el vértice y las sienes.

Por otro lado, la alopecia areata puede conducir a un error de diagnóstico debido a la pérdida de cabello en las cejas. Sin embargo, la presencia de áreas circulares sin pelo y la falta de tejido cicatrizal puede ayudar al médico especialista realizar un diagnóstico correcto en estos casos.

La alopecia por tracción también conducen a la miniaturización progresiva de los folículos, aunque a diferencia de la alopecia frontal fibrosante, esta afección esta causada por una acción clara de la persona afectada, hecho causante muy distinto a los involucrados en la calvicie frontal fibrosante.

La capacidad del médico para reconocer que el proceso de caída del pelo tiene cicatrices o no es fundamental para un diagnóstico preciso.

Cuanto mayor es la superposición de las características clínicas e histológicas de las afecciones, mayor es la complejidad diagnóstica.

Si las características histológicas son inespecíficas, apunta a que es posible más de una entidad clínica. Entonces, el diagnóstico diferencial a menudo requiere una confrontación clínico – patológica.

Tratamientos de la alopecia frontal fibrosante

Al elegir el tratamiento es importante recordar  que los efectos de esta alopecia generan un proceso irreversible con un curso lento.

Actualmente no hay una línea de tratamiento claramente definida para esta condición. Por lo tanto, las opciones de tratamientos varían de acuerdo con el historial clínico del paciente y el médico especialista elaborar una valoración y diagnóstico terapéutico de la alopecia frontal fibrosante en los pacientes.

Los hallazgos de la biopsia de la piel del cuero cabelludo, la información del tipo de inflamación presente, la ubicación y la cantidad de cambios en la piel del cuero cabelludo determinan el grado de actividad y la selección del método más adecuado.

El progreso de la enfermedad puede detenerse mediante el uso de esteroides tópicos de potencia moderada, pero no siempre funcionan.

Otra posibilidad es elegir un tratamiento a partir de infiltraciones o aplicación tópica de corticosteroides que se puede complementar con otros tratamientos que incluyan el uso de minoxidil y finasteride en una dosis no superior al 2.5 mg al día.

Uno de los métodos más comunes son las inyecciones de triamcinolona  (2,5-10 mg / ml cada 4-6 semanas o 20 mg / ml cada 3 meses); Este tratamiento puede ayudar a disminuir la caída del pelo en los pacientes afectados por el problema.

Las respuestas a los distintos métodos están muy relacionadas con el historial clínico del paciente y con la etapa de la enfermedad en el momento de la aplicación de los medicamentos.

Si no se obtiene respuesta positiva a partir de los métodos comentados se puede intentar con un tratamiento vía oral mediante fármacos como la prednisona (0,5-1 mg / kg por día durante 1-3 meses) o cloroquina (150 mg / día durante 3-9 meses).

Algunos estudios han obtenido resultados positivos a partir de ensayos con grupos de voluntarios que  empleaban una combinación de finasterida oral (2,5 mg / día) y minoxidil tópico (2% -5% dos veces al día). Los resultados han mostrado la eficacia de esta combinación para frenar la caída del cabello en la zona frontal y en las cejas.

En los casos en que la afección es rápidamente progresiva, la prednisona oral o la cloroquina pueden ralentizar temporalmente el avance de la enfermedad.

La terapia de reemplazo hormonal no altera la tasa de progreso de esta afección capilar.

8 tratamientos naturales para la Alopecia frontal fibrosante

Muchos son los expertos que dudan de la eficacia de las recetas naturales para tratar esta afección. No obstante algunas personas obtienen resultados positivos a partir de la aplicación de un tratamiento casero.

A continuación encontrará una lista de remedios caseros más indicados para ayudar a curar esta forma de alopecia.

1. Semillas de Fenogreco

Se pueble utilizar el complemento en polvo o las semillas. En el caso de optar por las semillas, para usarlas es importante remojar una cucharada en un recipiente con agua durante unas 5 horas.

Transcurrido el tiempo se debe aplastar las semillas de fenogreco con una cuchara y mezclar con 1 cucharadita de aceite de coco hasta crear una mascarilla homogénea.

La mascarilla resultante se aplica en toda el área afectada y se deja actuar durante una hora. Luego se debe lavar con agua abundante.

El remedio casero para tratar la calvicie frontral debe ser aplicado al menos dos veces por semana.

2. Aceite de Alcanfor

Este remedio natural requiere mezclar ½ cucharadita de aceite de alcanfor con 2 cucharaditas de cuajada y 3-4 gotas de aceite esencial de jojoba. Se mezcla todo y se aplica en la parte frontal afectada, masajeando suavemente la zona para que se impregne bien los folículos pilosos del cabello.

Se debe dejar la mezcla en el pelo durante 30 minutos antes de lavarlo con agua tibia y tu champú neutro.

Una aplicación mensual de esta mascarilla casera puede ayudar a lograr los resultados deseados.

3. Zumo de cebolla

El beneficios de la cebolla para la pérdida de cabello están ampliamente reconocidos por los especialista. Este tratamiento natural requiere hacer un zumo fresco utilizando una cebolla cruda, para eso se puede utilizar una batidora para triturar la cebolla.

La aplicación del zumo de cebolla de debe hacer con un algodón en la zona afectada. Tras la aplicación se debe dejar que la sustancia actúe al menos por un par de horas, o bien toda la noche.

Finalmente se debe lavar el cabello con agua tibia y un champú neutro o específico para la caída del pelo. Frecuencia: Se recomienda aplicar el remedio al menos 2-3 veces a la semana para obtener resultados visibles.

4. Pimienta negra

Para hacer el tratamiento se debe moler algunos granos de pimienta hasta conseguir un polvo fino. Mezclar la pimienta en polvo con 2-3 cucharaditas de zumo de limón y aplicar en la zona afectada.

Se debe masajear suavemente a piel del cuero cabelludo de toda la zona problemática dejando que actúe  la mezcla durante 15-20 minutos antes de enjuagarlo con agua tibia.

Se recomienda una aplicación quincenal de este tratamiento casero que puede ayudarte a curar  la pérdida frontal del pelo.

5. Aceite de ricino

Es recomendable combinar ½ cucharadita de aceite de ricino con el aceite extraído de una cápsula de vitamina E.

La mezcla se debe aplicar suavemente con la ayuda de un algodón en la piel del cuero cabelludo afectado y dejar que el aceite actúe durante 40-45 minutos.

Finalizado el tiempo, se debe lavar el cabello con su champú regular y agua tibia. Se recomienda aplicar este tratamiento al menos 2-3 veces por semana para obtener resultados visibles.

6. Hibiscus

Otro tratamiento natural que se suele utilizar para esta forma

de enfermedad es el basado en la el mascarilla de hibiscus. Se recomienda moler un puñado de flores de hibisco y hojas hasta conseguir un polvo uniforme que se ja de mezclar con agua de rosas hasta conseguir una mezcla homogénea.

Aplicar la mascarilla en la parte frontal afectada y dejar que actúe durante 30-35 minutos antes de enjuagarlo con agua tibia.

La mascarilla se debe aplicar al menos dos veces al mes. Esta receta casera ayuda a mantener la salud capilar ayudando a prevenir  la pérdida frontal del cabello.

7. Gel de Aloe Vera 

El gel de aloe vera se puede encontrar en cualquier farmacia o tienda de productos naturales.

Son conocidos los beneficios del aloe vera para la pérdida de cabello. Para utilizar este tratamiento se debe aplicar el gel y masajear suavemente todo el área afectada dejando el gel  durante aproximadamente 40-45 minutos.

Enjuague con agua tibia. La frecuencia de uso recomendable es de al menos de 2-3 veces por semana para hacer crecer el cabello en la frente calva y recuperar la salud capilar.

8. Aceite de oliva

El aceite de oliva virgen extra es otra sustancia eficaz en los tratamientos caseros para la caída de cabello. Se debe aplicar el aceite de oliva en el cuero cabelludo y masejear el área afectada dejando que actúe un par de horas o incluso durante toda la noche.

Para eliminar el aceite basta con lavar el cabello con agua tibia y un champú neutral.

Es recomendable aplicar este tratamiento natural al menos dos veces por semana para obtener resultados efectivos.

Es importante recordar que si los tratamientos naturales o farmacológicos no aportan los mismos resultados  en todos los casos, ya que muchos factores están en juego y pueden alterar los resultados haciendo que la eficacia de los mismos sean variables.

El tipo de pelo, la salud del cuero cabelludo, la piel, la edad de los pacientes, los años de desarrollo del problema, etc, son factores que afectan los resultados.

Si el problema no remite con los tratamientos caseros será necesario consultar con un especialista para aplicar otra forma de tratamiento.

Fotos de alopecia frontal fibrosante

Para visualizar el aspecto de esta alopecia hemos seleccionado una serie de fotos ara ayudar a nuestros lectores a conocer el aspecto de este tipo de alopecia:

alopecia frontal fibrosante 2018

Tratamiento alopecia frontal fibrosante

Esta afección afecta principalmente a mujeres después de la menopausia a partir de los 67 años, aunque también puede afectar mujeres a partir de los 45 años y en hombres a partir de los 50 años. De hechos esta afección es cada vez son más frecuente en personas más jóvenes.

Ante cualquier síntoma del problema es recomendable consultar con un especialista ya que el diagnóstico temprano ayudará a evitar el avance del problema y además será más efectivo para tratar la afección.

Alopecia frontal fibrosante

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar