Alopecia nerviosa, síntomas y tratamientos

La alopecia nerviosa se caracteriza por la pérdida de cabello debido a los nervio. Situaciones de estrés, presión psicológica o nervios frecuentes ocasionan alteraciones en nuestro organismo llegando a inflamar los folículos pilosos. Esta inflamación es la causante de la pérdida parcial o total de cabello. Si no se soluciona el problema de raíz puede incluso causar la pérdida de todo el bello corporal. Suele ser temporal dado que si eliminamos el problema que lo ocasiona, los folículos pilosos se recuperan.

tratamiento alopecia nerviosa

Síntomas de la alopecia nerviosa

El primer síntoma lo notamos en la almohada o en la ducha al comprobar una gran cantidad de cabello. Notarás que el pelo se vuelve débil y frágil. Afecta a todo el cuero cabelludo por lo que puede caer el pelo de cualquier zona. Al entrar los folículos pilosos en un estado de hibernación, el cuero cabelludo deja de producir nuevos pelos, provocando una caída. Todo esto viene acompañado por un momento de estrés  o ansiedad ya que si notamos estos síntomas después de haber pasado un episodio de estrés, podría tratarse de alopecia por estrés.

Como la caída del pelo esta causada por causas psicológicas, lo mejor es asimilar la perdida del cabello ya que en nuestro estado podría agravar aun mas la situación. Hay que pensar que una vez arreglados nuestros problemas de estrés o ansiedad, los síntomas de la alopecia difusa desaparecerán. No hay que confundir con la alopecia universal.

Tratamientos para la alopecia nerviosa

Los mejores tratamientos para este tipo de alopecia son los naturales. El deporte ayuda a quitar el estrés acumulado en nuestro organismo. Todos los médicos recomiendan hacer deporte y liberar el estrés acumulado ayudará a combatir la alopecia nerviosa. La meditación o el yoga también van muy bien ya que ayudan a desestresarse.

Tratamientos naturales para la alopecia nerviosa

  • Yoga, meditación.
  • Deporte de resistencia como bici, correr, nadar, etc.
  • Bioestimulación láser, fototerapia.
  • Cosméticos y mascarillas capilares.
  • Infusiones relajantes como la tila, melisa, azahar.

Por lo tanto, cualquier cosa que nos ayude a tener menos estrés contribuirá a que los síntomas desaparezcan.

¿Cómo diferenciar la alopecia nerviosa de otros tipos de alopecia?

Siempre que se intenta diagnosticar un problema sin un examen médico se corre el riesgo de diagnosticar erróneamente, sin embargo existen determinadas diferencias que se puede tener en cuenta a la hora de determinar el tipo de alopecia:

  • La pérdida de pelo consecuencia de la alopecia androgenética se  da a lo largo de un período largo de tiempo,  en general varios años. Poco a poco la persona va perdiendo pelo y  es común que el cabello se miniaturize, se debilite y vaya cayendo muy poco a poco.
  • La alopecia areata se caracteriza por pequeñas áreas de calvicie que de no tratarse se van haciendo más grandes hasta que se formar grandes áreas sin pelo.
  • En el caso de la alopecia difusa, a pérdida de cabello es mucho más inmediata, en periodos cortos marcados por momentos personales críticos. La pérdida de pelo es más generalizada. No se da en un área concreta, sin embargo si una persona padece de alopecia areata y esta se une a un momento crítico de alopecia cicatricial, esta última puede darse con un aspecto similar al de la alopecia areata y se recomienda un tratamiento similar al que se receta a la areata