Remedios farmacéuticos para tratar la alopecia

La alopecia es una condición fisiológica caracterizada por la reducción parcial o total de pelo en una zona determinada de la piel, teniendo diferentes designaciones según la zona de la piel afectada. La más común y la que más preocupa a nuestra sociedad es cuando ocurre al nivel del cuero cabelludo, originando la caída del cabello.

Esta condición es un problema común, que afecta tanto a hombres como a mujeres y puede tener varias causas, en función del tipo de alopecia:

Alopecia cicatricial o traumática: En este caso la pérdida de cabello se debe a traumatismos / lesiones, quemaduras a nivel del cuero cabelludo, o como manifestación secundaria a medicamentos o tratamientos como la quimioterapia.

Alopecia areata: Es una enfermedad de causa desconocida, sin embargo muchos especialistas hablan de una predisposición genética como factor desencadenante. Este tipo de alopecia se caracteriza por la caída repentina del vello en las zonas afectadas, con formas ovaladas o redondeadas de tamaños variados, sin alteración de la superficie de la superficie piel en el sitio, pudiendo ser únicas o múltiples.

Alopecia seborreica: La dermatitis seborreica del cuero cabelludo es un trastorno común caracterizado por escamación, prurito y eritema, originada por una producción excesiva de grasa.

Alopecia androgénica: Es la causa más frecuente de caída de cabello en los hombres, representando cerca del 90% de los casos. Sin embargo, también afecta a las mujeres, pudiendo en casos extremos conducir a la calvicie cuya causa se debe a la combinación de factores genéticos (predisposición genética) y la principal hormona masculina, la testosterona.

Por suerte la alopecia es un problema que tiene solución. Existen diversos tratamientos farmacéuticos que ayudan a frenar la caída del cabello estimulando el crecimiento. Sin embargo es importante optar por un producto de calidad vendidos en negocios especializados. Farmacia Online La Sagrera, por ejemplo, es un negocio online especializado en medicamentos para frenar la pérdida de cabello. Ante la amplia variedad de productos disponibles en el mercado es importante tener en cuenta la composición de su fórmula. En concreto deben contener:

  • Al menos un activo contra la caída;
  • Vitaminas específicas, que actúan como fortificantes de la fibra capilar (por ejemplo, viaminas del complejo B y aminoácidos);
  • Agentes que activan la micro circulación en torno al bulbo capilar (por ejemplo, Ginko y cafeína);
  • Anti-oxidantes, como las vitaminas C y E, por ejemplo.

También es importante elegir un producto con tolerancia clínicamente comprobada, sin conservantes agresivos, texturas no grasas, etc.

Los tratamientos más efectivos para alopecia

1. Minoxidil: Estimula el crecimiento capilar en personas con calvicie. Funciona tanto para hombres como para mujeres. Se actúa como un vasodilatador de larga duración, es decir, aumenta el diámetro de las venas y arterias en la zona del cuero cabelludo, proporcionando el crecimiento de nuevos cabellos. El Minoxidil se utiliza como principio activo en diversos tratamientos capilares contra la alopecia, no obstante no todas las marcas ofrecen la misma eficacia en los resultados. En este sentido los expertos suelen recomendar el producto Lacovin, entre las diversas marcas que comercializan con minoxidil ya que la concentración de este principio activo en Locovin promueve con éxito el crecimiento del cabello logrando estabilizar la caída.

2. Finasterida: La finasterida es un comprimido que inhibe la enzima 5-alfa-reductasa encargada de convertir la testosterona en DHT, principal causa de la calvicie masculina. De este modo, la caída del cabello se soluciona y en el 50% de los casos se promueve el crecimiento capilar en áreas que anteriormente afectadas por la alopecia. Aunque la alopecia, es en la mayoría de los casos una condición hereditaria, este medicamento es eficaz para evitar el avance de la afección.

3. 17 Alfa Estradiol: Solución capilar indicada en los casos de disminución de la fase anágena en el ciclo de desarrollo capilar en la alopecia leve a moderada, en hombres y mujeres. Los estudios clínicos mostraron un aumento en la proporción de pelo en la región frontal, mostrándose eficaz en aproximadamente el 85% de los pacientes.

4. Fitoterápicos: Las hierbas y plantas medicinales también se han utilizado para combatir la caída del cabello o la calvicie. El romero es una de las plantas medicinales más utilizadas en champús, acondicionadores y cremas para el cabello que auxilian en el tratamiento de la caspa, retraso de la aparición de cabellos grises y en la prevención de la caída del cabello. El gingko biloba también es reconocido por su eficacia en restaurar el funcionamiento del sistema circulatorio y mejorar el flujo sanguíneo, factores importantes en la pérdida de cabello.

5. Vitaminas y Minerales: El factor clave para el crecimiento del cabello es una dieta rica en vitaminas. Todas contribuyen en el mantenimiento de una buena salud del cabello, pero algunas son fundamentales en la restauración del folículo, como la vitamina B, una de las mejores para el crecimiento del cabello; la vitamina A, que si no se suministra en las cantidades adecuadas al cuerpo, lleva a la pérdida de cabello; y la vitamina E, que ayuda a mejorar la textura de los hilos. Por otro lado la falta de minerales como el silicio y el zinc terminan por debilitar no sólo el cabello sino también las uñas y la piel. Para ayudar a prevenir la caída del cabello, es importante mantener una dieta equilibrada.

Si te ha gustado, puntúa el artículo!