Todo sobre la alopecia cicatricial

La alopecia cicatricial se refiere a un grupo de enfermedades raras que destruyen los folículos pilosos y los reemplaza por tejido cicatrizado, que, a diferencia de la alopecia areata, causa la pérdida de cabello permanente.  Este tipo de alopecia de subdivide en dos tipos, la alopecia cicatricial primaria y secundaria,  la primera se achaca a factores genéticos o bien adquiridos y desarrollados por una dermatosis autoinmune.

alopecia cicatrizal

La alopecia cicatricial primaria se deben a otras patologías como las neoplasias primarias,  consecuencia de una multiplicación anormal de las células que lo constituyen. En la alopecia cicatricial secundaria el folículo del pelo es destruido por otra causa como puede ser una quemadura severa, una infección, la radiación, o un tumor.

Síntomas de la alopecia cicatricial

Es común que en la zona afectada se detecte enrojecimiento, calor, dolor, o hinchazón. Estos problemas se producen en la parte superior del folículo del pelo. Ese es el lugar donde se encuentran las células madre y glándulas sebáceas, si se destruyen estas, el folículo del pelo no puede volver a crecer, y el cabello se pierde de forma permanente.

Esta patología no es contagiosa y puede afectar a hombres y mujeres con independencia de la edad. Se detecta con poca frecuente en niños.

¿Cómo se diagnostica la alopecia cicatricial?

Por medio de una biopsia del cuero cabelludo y así determinar el tratamiento más adecuado. También se puede solicitar una evaluación clínica del cuero cabelludo si se perciben los síntomas comentados: picor, ardor, hinchazón, zona sensible y rojiza, descamación entre otros, unidos a la pérdida de cabello. Dicha evaluación permitirá identificar las áreas de enfermedad activas. Otra posibilidad es solicitar un análisis microscópico de los bulbos pilosos en la base del cabello para determinar si los pelos se caen por esta enfermedad. Estos síntomas son similares en la alopecia difusa por estrés.

Tratamientos para la alopecia cicatrcial

Debido aque la pérdida de cabello en la alopecia cicatrizal es permanente es importante empezar el tratamiento agresivo temprano antes de que se pierda todo el cabello. El tratamiento específico utilizado varía, dependiendo en gran medida de si hay linfocitos, neutrófilos, ya que ambos son los responsable de la destrucción del folículo piloso.

El trastorno causado por linfocitos generalmente se trata con medicamentos para eliminar las células inflamatorias. Los tratamientos orales pueden incluir antimaláricos, antibióticos, fármacos inmunosupresores, y una clase de medicamentos para la diabetes llamados tiazolidinedionas. Medicamentos aplicados directamente a la piel incluyen corticosteroides, tacrolimus tópico, y otros agentes que inhiben o modulan el sistema inmune. Los corticosteroides pueden ser inyectados directamente en las zonas inflamadas, sintomáticas del cuero cabelludo.

Es conveniente en todo caso consultar con su médico de cabecera para tener un diagnóstico correcto y así aplicar el tratamiento más adecuado a su caso, sobre todo para descartar casos más graves como la alopecia universal.